La gran estafa de la democracia. Espías en España.

Publicado: 15 enero, 2014 en Sin categoría

1303170669

Los primeros organismos de información que aparecen en España se crean en la guerra de independencia tras la invasión Francesa, a través de una serie de informadores, que actuaban en la red de Correos. En 1932 se crea la Sección del Servicio Especial (SSE) dependiente del Estado Mayor Central de la Defensa, y que perdurara hasta la Guerra Civil en 1936. Tuvo una importante presencia en Marruecos donde llego a tener cuatro oficinas. Tras el estallido de la guerra, los servicios republicanos se reorganizan, y crean tres departamentos: el Servicio de Investigación Militar (SIM), para la seguridad interior y contraespionaje, el Servicio de Información Especial Exterior (SIEE), para el espionaje exterior, y el Servicio de Información Especial Periférico (SIEP), dedicado a la realización de infiltraciones en la zona nacional.  En el Pais Vasco se crea en los inicios de 1936 el Servicio de Información del Estado Mayor, y en Barcelona en octubre de 1936 el Servicio de Información de la Defensa de la Generalitat.

Por su parte en el Bando Franquista, el 26 de septiembre de 1936 se crea  el Servicio de Información Militar (SIM),  bajo el mando del Coronel Ungría y que se consideró el órgano central de información. También hay que destacar desde la iniciativa privada, el Servicio de Información del Nordeste de España (SIFNE), con el apoyo del General Mola, que contó con una importante red de colaboradores civiles, y varias organizaciones que fomentaron el derrotismo en las filas republicanas. Una orden reservada de 1937 crea el Servicio de Información y Policía Militar (SIPM), que lo que hace es unificar el SIM y el SIFNE.

2

Libro de Beltrán sobre los SIFNE en la guerra

Termina la guerra en 1939, se crean tres ministerios militares: Ejercito, Marina y Aire, y para coordinarlos y con funciones de ser órgano de información, el Alto Estado Mayor, estaba constituido en principio por tres secciones: la primera militar, la segunda económica y la tercera de información, a esto hay que sumarle un organismo llamado Comisión de Estadística, en la cual estaban los restos de los servicios que actuaron durante la Guerra Civil.

En 1945 se crea el SIAEM (Sección de Información del Alto Estado Mayor) y reorganiza su tercera sección, dividiéndola en cinco areas: 1ª Información sobre países anglosajones, 2ª Europa y Rusia, 3ª Paises africanos, la 4ª dedicada a procedimientos de cifrado, escuchas y radio y la 5ª dedicada al contraespionaje. En 1948 España ya es aliada de Estados Unidos, de hecho la CIA ya tiene en este año una base en Las Palmas. En 1953 ya existen más bases norteamericanas e intereses que proteger de los servicios soviéticos, oficiales del SIAEM, viajan a Estados Unidos e Inglaterra a formarse, la relación con la CIA se intensifica, hasta el punto de ir de la mano. Recordemos que en 1953, Franco firmó con Washington un pacto que permitía a Estados Unidos el despliegue de misiles, tropas, aviones y antenas SIGINT (Signals Intelligence o inteligencia de señales) en territorio español que permitían a la CIA la intercepción de las comunicaciones escritas y codificadas, y la extracción posterior de la información. En reciprocidad, Estados Unidos sacó a España de su aislamiento internacional convirtiéndola en 1955, a pesar de la oposición de muchos países, en un peculiar miembro de la Organización de Naciones Unidas.

images

Reportaje de Interviu sobre Carlos Sentis

En 1962 se vuelve a reorganizar la tercera sección del SIAEM, con el objetivo puesto en el contraespionaje, el comunismo (Rusia, Cuba…), las organizaciones anti-regimen, evaluación del ambiente socio-laboral y del universitario. Como vemos se potencia el control político en el interior. Cabe recordar el post de Isidoro, el ex jefe de centuria del Frente de Juventudes, sobre lo que declaró el comisario Manuel Ballesteros a la periodista Pilar Urbano: “Entre 1964 y 1975 estuve precisamente en la información del mundo universitario, muy estrechamente relacionado con la política entonces clandestina. Y lo que viví fue que, a partir de cierto momento, la dictadura propició el resurgir del PSOE, para ahogar al PCE. A los socialistas no se les detenía, a los comunistas, sí. Estando yo en la Brigada Social, esa era una indicación de los mandos. La policía no sólo miraba para otro lado, haciendo la vista gorda, sino que a veces ayudaba a pasar la valija con la propaganda y los documentos internos del partido que los del PSOE enviaban de allá para acá”. Esto lo ratifica más gente como Antonio García-Trevijano. También debemos recordar lo que dice el coronel Juan Alberto Perote contando su paso por Italia para participar en un programa especial de adiestramiento castrense que formaba parte de las actividades desarrolladas por una compleja estructura política, policial y militar con infinidad de ramificaciones, dirigida desde la CIA en Langley en febrero de 1969. Perote, del que hablaremos posteriormente, se convirtió en el primer militar español admitido en la Scuola d’Infanteria de Cesano, donde se entrenaban a los Gladio, un selecto club, en el que era el único alumno que no pertenecía a la OTAN.

trevijano

Antonio García-Trevijano

En 1966 se crea dentro del SIAEM la Sección Operativa de Misiones especiales (SOME), para realizar las acciones operativas. En 1968, el almirante Carrero Blanco, muy cercano a la CIA, creó en el seno del SIAEM una nueva unidad especial de guerra secreta bautizada como OCN cuyo blanco eran los estudiantes, los profesores y el movimiento revolucionario social en su conjunto. La OCN u Organización Contrasubversiva Nacional, en teoría dependía del Ministerio de Educación y estaba dedicada a controlar las revueltas estudiantiles, era un servicio al margen de la policía y los militares, pero estaría constituido por oficiales. La OCN se crea para hacer frente al creciente movimiento de oposición al franquismo en las universidades y dedicada a controlar las revueltas estudiantiles, era un servicio al margen de la policía y los militares, pero estaría constituido por oficiales. Franco tuvo también que hacer frente al movimiento internacional de protesta de los estudiantes. Por temor a la aparición de manifestaciones masivas, el Ministro de Educación de España pidió al jefe del SIAEM, el General Marcos, que organizara operaciones secretas contra las universidades. La OCN trabajaba en chalets y pisos alquilados en 1972. Inicialmente tuvo como misión el escudriñamiento de las revueltas universitarias y la persecución de los movimientos que se desarrollaron en este ambiente. La OCN llevó a cabo una eficaz labor de infiltración entre los movimientos universitarios de oposición mediante una brutal represión. Más adelante sus actuaciones también se ampliaron al ámbito laboral, intelectual y religioso, alcanzando un mayor volumen de actividad que obligó a realizar una reestructuración interna. Después de varias operaciones exitosas, Carrero Blanco decidió, en marzo de 1972, convertir la subdivisión OCN del SIAEM en un nuevo servicio secreto denominado SECED (Servicio Central de Documentación de la Presidencia del Gobierno), servicio que puso bajo el mando de José Ignacio San Martín López, quien ya dirigía la OCN desde 1968 y que se subdividió en dos especializaciones Inteligencia Interior y Contraterrorismo. Según el autor especializado en el Gladio, Pietro Cedomi, el SECED mantenía estrechos vínculos con el ejército stay-behind español, numerosos agentes eran miembros de ambas organizaciones a la vez, y el ejército secreto participó en la represión desencadenada contra los estudiantes y los profesores opositores.

carrero-y-henry

Henry Kissinger y Carrero Blanco

Así pués, la OCN se transformará en el Servicio Central de Documentación (SECED), que fue el servicio de inteligencia español durante el final del franquismo y el principio de la transición (1972-1977), dependiente y bajo el control de Carrero-Blanco, dividiendo en dos secciones los servicios de inteligencia españoles: el gabinete de Información del Alto Estado Mayor (SIAEM), se encargaba de la Inteligencia Exterior, la Contrainteligencia, los Grupo de Operaciones y el Espionaje del Espacio Radioeléctrico, mientras que el nuevo Servicio Central de Documentación (SECED) se encargaría de la Inteligencia Interior y el Contraterrorismo.

Según Wikipedia, probablemente la operación más importante del SECED fue la Operación Lobo con la que mediante un agente infiltrado (Mikel Lejarza) consiguieron acabar con más de la cuarta parte de ETA así como la mayoría de la cúpula terrorista. Sin embargo, fueron también responsables del terrorismo tardofranquista, que estuvo constituido por una serie de grupúsculos y acciones de violencia política y terrorismo de extrema derecha neofascista y de Estado que se desarrollaron en España entre la muerte del dictador Franco en 1975 y principios de los años 80. Operaron bajo diversos nombres como Batallón Vasco Español (BVE) (también conocido como Alianza Apostólica Anticomunista, AAA o “Triple A“, Antiterrorismo ETA (ATE), Acción Nacional Española (ANE), Grupos Armados Españoles (GAE), Guerrilleros de Cristo Rey y otros de menor resonancia, como los Comandos Antimarxistas, esencialmente dedicados a la violencia callejera contra personas de ideas contrarias. En palabras de un antiguo militar que formó parte de estos grupos, “eso sólo son siglas, nombres que van saliendo y que se van utilizando conforme se necesita”. La tutela de los atentados la tenían agentes del servicio secreto SECED, con dinero y manos libres para actuar al margen de la ley. Otra de las operaciones más impotantes es la Operación Reconquista creada para contrarrestar a la facción carlista izquierdista dominante durante la transición española en 1976 y que llevaron a los sucesos de Montejurra, como confesó el destacado militar y alto responsable policial durante la transición española, José Antonio Sáenz de Santa María (abuelo de Soraya SS), que fue un militar español que desarrolló su carrera durante la Guerra Civil en el bando sublevado, y durante la dictadura franquista, ocupando luego diversos cargos durante la Transición y la democracia.

5178098274ae6ae1c49dba7.05590556-SABINO04

Sabino Fernández Campo con el periodista Emilio Romero y el general gijonés José Antonio Sáenz de Santa María

Con 15 años se afilió a las juventudes de la Falange. Fue alférez con 17 años. Durante la dictadura, asumió, como comandante, la coordinación de las fuerzas implicadas en la represión y dirección de las operaciones contra el maquis. Para ello creó una red de colaboradores y confidentes, crucial en la eliminación de la guerrilla. Participó en varias operaciones, pero su éxito siempre lo achacó a la información, reconociendo al final de su vida que lograba obtenerla gracias al uso de la droga pentotal sódico. En septiembre de 1971, siendo coronel, se hizo cargo de la Jefatura de Estado Mayor de la Guardia Civil. Fue ascendido a general en 1975 y asumió los preparativos en la ejecución de la condena a muerte, tras consejo de guerra, de una parte de los cinco condenados miembros de ETA y el FRAP, en lo que serían las últimas ejecuciones del franquismo el 27 de septiembre de 1975. Tras la muerte de Franco e iniciada la Transición, Sáenz de Santa María tuvo conocimiento del apoyo institucional a los grupos parapoliciales, como los Guerrilleros de Cristo Rey, el Batallón Vasco Español (BVE), Antiterrorismo ETA (ATE), Triple A, etc…, con implicación no sólo de los servicios secretos del SECED, sino de altos cargos del aparato del Estado, con encubrimiento de los evidentes fallos que se producían y que ponían en evidencia a las fuerzas de seguridad del Estado. Así, existieron reuniones en sedes oficiales, como la efectuada para organizar la Operación Reconquista, que tuvieron continuidad posteriormente en las relaciones con estos grupos mercenarios. En una etapa posterior, en la época del gobierno socialista, ocurrió lo mismo con el CESID y los responsables del ministerio de Interior con respecto al GAL. Al ascender a general de división pasó a dirigir la Policía Nacional. También consolidó los GEO (Grupos de Operaciones Especiales) creados dos años antes. Y creó asimismo un servicio de información para la Policía Nacional. Durante un tiempo, compaginó este cargo con la delegación del gobierno en el País Vasco, donde unificó la información de la Policía Nacional, Guardia Civil y del Cuerpo Superior de Policía. Después de la llegada del PSOE al Gobierno, volvió a la Guardia Civil, esta vez como Director General. En esta etapa dotó de helicópteros al cuerpo y creó el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, con alguna oposición del Ejército del Aire y, sobre todo, de la Armada. Fue en estos tiempos cuando convivió con los atentados de los GAL. Al pasar a la reserva traspasó el cargo de director de la Guardia Civil, el 31 de octubre de 1986, al primer civil que estuvo al mando de la institución, Luis Roldán. El magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que instruía el sumario Oñaederra (relativo a los primeros asesinatos de los GAL entre 1983 y 1984), lo inculpó junto a los generales Rodríguez Galindo y Cassinello. Recurrió la imputación y el 20 de mayo prestó declaración ante el magistrado, que lo dejó en libertad sin fianza.

imagen-sin-titulo

Galindo fue condenado en el Caso Lasa Zabala

Otra de las cosas que no nos cuentan, como si no fuera importante, es lo que ocurrió en Suresnes en 1974 ni como Isidoro llegó a ser candidato firme para liderar el PSOE de la noche a la mañana, ni lo que dijo el Comandante Paredes reconociendo que en el SECED empezaron a reunirse con los dos candidatos socialistas pesos pesados dentro del PSOE, para ver hasta dónde llegaba su izquierdismo, su ímpetu revolucionario, su afán izquierdista… y para tratar de acercarlos hacia posiciones más templadas, menos radicales, más en la línea de la moderación pragmática que les recomendaba Willy Brandt. Willy Brandt fue un político socialdemócrata alemán, pero que trabaja para los intereses de la CIA, fue Canciller de Alemania entonces aún dividida, concretamente de la Alemania Occidental, entre 1969 y 1974. En su tiempo de Alcalde de Berlín Oeste, recibió visitas notables de John F. Kennedy y Robert F. Kennedy para apoyarle en los momentos más difíciles. Willy Brandt y Henry Kissinger pactaron para impedir el triunfo de la ruptura democrática y el derrocamiento final del franquismo, por miedo a que se repitiera otra Revolución de los Claveles, y que triunfara el comunismo. En el año 1971 recibe el Premio Nobel de la Paz, su amigo Kissinger casualmente lo recibió en el 73, con la curiosidad de que en el 72 no se entregó. Tampoco se habla de lo que dijo el entonces capitán del SECED Manuel Fernández Monzón: “En un restaurante de la calle madrileña de Santa Engracia, hablamos con González, en presencia de Enrique Múgica, para garantizarle su viaje a Suresnes. Otros compañeros se entrevistaron con Nicolás Redondo, y él entendió enseguida que debía ceder el puesto a un secretario general más joven y con otras características”. Otros dos miembros relevantes del SECED, Andrés Cassinello y José Faura, mantienen una larga entrevista con Felipe González y con Alfonso Guerra, inmediatamente después de que el clan sevillano se haga con los mandos del PSOE. Los oficiales del organismo de inteligencia creado por el almirante Carrero Blanco son los encargados de proporcionar los pasaportes a Isidoro y a los otros miembros de la nueva dirección, y de incluso acompañarlos a Suresnes, el congreso socialdemócrata financiado por Willy Brandt. Los carteles de las primeras elecciones del PSOE, llevaban membrete de una imprenta alemana, financiados por la Fundación Ebert de Willy Brandt. El pasado 18 de diciembre en la Sala Ernest Llunch del Congreso de los Diputados, la Fundación Friedrich-Ebert-Stiftung y la Fundación Pablo Iglesias, la refundada en 1977 y presidida actualmente por Alfonso Guerra, han querido adherirse a la conmemoración del centenario de Willy Brandt que se celebró en el mes de diciembre en diversos lugares del mundo.

wiily kissinger

A la izquierda, Henri Kissinger con Willy Brand o Herbert Karl Frahm. A la derecha, Brandt, Nixon y Kissinger

En 1977 y por iniciativa del entonces Ministro de Defensa, el General Gutierrez Mellado, se crea el Centro Superior de Información de la Defensa CESID, que surge de la fusion de la Sección de Información del Alto Estado Mayor y del SECED, en un principio se trataba de que los servicios de inteligencia se adaptaran a la nueva situación y las necesidades de la democracia. Fue la principal agencia de inteligencia de España, supuestamente creada para sustituir a los organismos de inteligencia de la época franquista. Estos incluían al Tercera Sección de Información del Alto Estado Mayor (SIAEM) y el Servicio Central de Documentación (SECED) dependiente de la Presidencia del Gobierno. El 2 de noviembre de 1977 también se integró el Servicio de Información de la Presidencia del Gobierno (SIPG). En los primeros años, su misión estaba destinada en lo fundamental a atender a la Junta de Jefes de Estado Mayor (JUJEM) y dependía jerárquica y administrativamente del Ministerio de Defensa. Por real decreto el CESID fue definido jurídicamente como la agencia de inteligencia que informaba a la Presidencia del Gobierno y al Ministro de Defensa. No obstante, mantenía un carácter fundamentalmente militar. Empleó entre 2.000 y 3.000 personas, la mayoría militares y miembros de la Guardia Civil. Recordemos que en el libro de GrimaldosLa CIA en España” podemos leer: “La CIA crea la red «Gladio» hace cincuenta años, para impedir que, en los países de la Europa Occidental, la izquierda pueda llegar al poder. Esta organización clandestina, íntimamente conectada con la OTAN, tiene en España, a través del SECED, y más tarde del CESID, una significativa actividad, de forma especial durante los años de la Transición

CESID

Escudo del CESID al lado del de la NSA en el Museo de los Espías de Washington

En 1978 se da inicio a los preparativos de la Operación Galaxia, que fue el nombre en clave dado a un plan golpista que tuvo lugar  en España. Toma su nombre del lugar en el que los oficiales que tomaron parte en él se reunieron, la Cafetería Galaxia, actualmente Van Gogh Café, en Madrid el 11 de noviembre de 1978. Su finalidad era detener los procesos de reforma política llevados a cabo por el gobierno de Adolfo Suárez que estaban teniendo lugar en España en ese momento. El viernes 17 de noviembre de 1978, fecha elegida porque el rey Juan Carlos I estaría de viaje oficial en México. El plan consistía en la ocupación del palacio de La Moncloa, en el que el gobierno en pleno, que estaría celebrando el Consejo de Ministros, sería arrestado, para obligar al rey a crear un gabinete de salvación nacional. Las tres personas encargadas de la operación eran el Teniente Coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero, el Capitán de la Policía Armada Ricardo Sáenz de Ynestrillas y otro Coronel del Estado Mayor, cuyo nombre es desconocido. El 8 de mayo de 1980 los dos sospechosos principales, Tejero e Ynestrillas, fueron juzgados. Ambos manifestaron que la conversación en la Cafetería Galaxia era «una discusión teórica sobre la posibilidad de dar un golpe de Estado». El fiscal pidió seis años para Tejero y cinco para Ynestrillas, pero sólo fueron condenados a siete meses y un día, y seis meses y un día respectivamente. Ninguno de ellos perdió su rango militar, incluso Ynestrillas fue posteriormente ascendido a comandante. Tres años más tarde, en el 23 de febrero de 1981, Antonio Tejero irrumpiría en el Congreso, en Madrid, con el objetivo de retornar el poder a los militares. El 23F lo veremos en otro post, ya que da mucho de si, pero creo que es interesante vincularlo con los Servicios Secretos.

31

Tejero el 23F

Del fallido golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, José Antonio Sáenz de Santa María dice que se enteró a través de la radio, reaccionando rápidamente y actuando a favor de la legalidad constitucional. El general Sáenz de Santa María ordenó a la Policía Nacional rodear el Congreso de los Diputados, para evitar que otras fuerzas de la Guardia Civil pudieran solidarizarse con las del interior. Su declaración posterior como testigo durante el juicio motivó el enfrentamiento con el teniente general Jaime Milans del Bosch, cuando hizo el símil del intento golpista con un secuestro de un avión, lo que motivó la frase «me da asco, me voy» de Milans. Tras ascender a teniente general asumió el mando de la capitanía de la VII Región Militar con sede en Valladolid y posteriormente de la IV Región Militar con sede en Barcelona, donde la relación con la Generalitat fue fluida.

pikoletossantamaria

José Antonio Sáenz de Santa María, nombrado Director General de la Guardia Civil

En el vigésimo aniversario del 23F, y en el marco de una auténtica eclosión editorial rememorativa del suceso, Perote publicó un nuevo libro de título ciertamente sugerente: “23F: ni Milans ni Tejero. El informe que se ocultó” (Ediciones Foca, 2001). En él sacaba a la luz, en tardía pero rigurosa primicia, el denominado “Informe Jáudenes”. Se trataba, ni más ni menos, que de la investigación no judicial realizada internamente por el propio CESID y que evidenciaba la participación de varios de sus miembros en aquel intento de asonada, que algunos denominaron “Operación Armada”, o si se prefiere en la “Operación De Gaulle”, como también la definieron otros atendiendo a su inspiración inicial en los sucesos que terminaron instaurando la V República de Francia, en 1958. El libro en cuestión, además de denunciar de forma documentada la participación de miembros del CESID en el golpe del 23-F, aclara que, de alguna manera, fueron ellos quienes realmente controlaron clandestinamente los movimientos de las distintas facciones golpistas, articulando a conveniencia sus distintos proyectos. No obstante, la dirección de los Servicios de Inteligencia ocultó, en un auténtico “jaque mate” al Estado de Derecho, todas las pruebas, evitando el procesamiento o la condena de sus miembros más involucrados.

316247_1

Perote en la presentación de uno de sus libros

En 2011, cuando se cumplieron treinta años del golpe de Estado del 23-F, el general Andrés Cassinello aseguró en una conversación con cuartopoder.es que informó personalmente al secretario general del CESID, Javier Calderón, de que el teniente coronel Antonio Tejero seguía conspirando. Cassinello conocía bien a Tejero desde la Operación Galaxia que él mismo desarticuló como máximo responsable de los servicios de inteligencia con Adolfo Suárez. Tal vez, en vez de decírselo a Calderón, tenía que haber ido a la policía, pero no lo hice, reconoce. Casinello dirigió los servicios de inteligencia del SECED tras el nombramiento de Adolfo Suárez como presidente del Gobierno, desde junio de 1976 hasta noviembre de 1977, y tendió puentes con los dirigentes de las principales fuerzas democráticas. Unificó los servicios de inteligencia civil y militar, y estableció que el director del CESID tenía que ser un general, pasó a colaborar un tiempo con Manuel Gutiérrez Mellado como responsable de relaciones informativas y sociales de la Defensa. Después se integró en el Estado Mayor de la Guardia Civil y estuvo con el general José Antonio Sáenz de Santamaría y con Marcelino Oreja de delegado en el País Vasco.

1211061611_850215_0000000001_sumario_normal

Cassinello en un acto oficial en 1988

Además, Juan Alberto Perote indica que si hubo sorpresa por el golpe sólo fue por el momento en el que se llevó a cabo. “El presidente Suárez conocía todos los golpes que se estaban preparando”, así como el secretario general del CESID, Javier Calderón. Igualmente, subraya que “el rey conocía que se iba a dar un golpe”. Aunque aclara que “tanto al Rey como al propio director del CESID en funciones les pilla de sorpresa”.

En 1981, tras el intento de golpe de Estado del 23-F, el teniente coronel Emilio Alonso Manglano se hace cargo del CESID, nombrado por el Presidente Leopoldo Calvo Sotelo y posteriormente ratificado por el PSOE. Durante su dirección, España vivió una de las épocas más convulsas. Su gestión de los últimos años se vio empañada por los casos GAL, Roldán o los fondos reservados. Un año después de tomar posesión del cargo, en 1982, tiene que abortar otro intento de golpe de estado. La conspiración golpista para el 27 de octubre de 1982 recibió el nombre en la clave “MN”, posiblemente en relación al Movimiento Nacional, consistía en preparar varias acciones violentas contra personalidades progresistas, autonomistas y de izquierdas, para posteriormente culminar con una gran explosión en un bloque de viviendas militares de Madrid. De todo ello se culparía a ETA y a la ineficacia en la lucha contra el terrorismo, todo lo cual justificaría la intervención militar. En la época de Manglano, se produce la mayor evolucion, y la homologación en cuanto a organización y métodos con los servicios de nuestro entorno, comienza el despliege hacia el exterior con preferencia en el magreb y los paises arabes y latinoamerica y se intensifican las relaciones con otros servicios de inteligencia.

manglano-calvo-sotelo.jpg w=607&h=277

Emilio Alonso Manglano y Leopoldo Calvo Sotelo

En 1986 el CESID se estructura en 6 Divisiones: Inteligencia Interior, Inteligencia Exterior, Economia y Tecnología, Contrainteligencia, Seguridad y Administracion y Personal, en 1988 se inaugura la actual sede del centro y los departamentos dejan de estar dispersos. Pero todos estos progresos, quedaran ensombrecidos por la grave crisis que tiene su punto álgido en 1995. Uno de los directivos del centro el Coronel Juan Alberto Perote que había sido el jefe de las unidades de operaciones, se lleva miles de archivos. Perote fue condenado por el Tribunal Militar Central por sustraer 1.245 microfichas del servicio secreto, que contenían secretos e informaciones y que fueron filtrados a la prensa. Según la sentencia, a través del control de las comunicaciones contenían escuchas a altas personalidades del país, politicos, banqueros e incluso al rey, a los ex ministros Francisco Fernández Ordóñez, José Barrionuevo y Enrique Múgica. Además, se pincharon los teléfonos del ex vocal del CGPJ Pablo Castellano, del que fuera presidente del Real Madrid Ramón Mendoza, del empresario José María Ruiz Mateos, de responsables de la Iglesia de la Cienciología, y de varios periodistas. En las microfichas habían también secretos relativos a la seguridad y defensa nacionales, entre ellos los de la «guerra sucia» del Gobierno Socialista contra ETA. En concreto, eran las microfilmaciones de todas las notas de despacho que se custodiaban en el armario de seguridad de la Secretaría de la AOME. Algunas de estas notas acabaron en poder del empresario Mario Conde y después aparecieron publicadas en medios de comunicación. Estos escándalos contribuyeron a acelerar la caída de Felipe González. La divulgación de las escuchas costó el cargo, en junio de 1995, al entonces Vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra, y al Ministro de Defensa, Julián García Vargas, así como al director del CESID y jefe de Perote, el general Emilio Alonso Manglano.

agosto_1996_Serra

El Gobierno de Aznar, decide no entregar los papeles del CESID en los que se supuestamente se demostraba la conexión de Felipe González “Mister X”, con los GAL

Si el PSOE fue financiado por Willy Brand, Alianza Popular y Fraga lo fueron por el estado español con el dinero de los contribuyentes gracias al franquismo aún vigente. El partido fue fundado por Calderón y un grupo de militares pertenecientes a los servicios secretos. El sucesor de Alianza Popular, el Partido Popular, cuando llega por primera vez al poder con Aznar en el 1996, lo primero que hace es entregar la inteligencia del estado y la seguridad nacional del país a los golpistas del 81. Como anécdota, decir que Calderón llegó a escribir una biografía falsa de Trevijano diciendo que su mujer era familia Rotschild.

En Mayo del año 1980, llegan desde EEUU las señales inequívocas de que Suarez no va a seguir, ya que iba a ser un obstáculo impotante con la llegada de Reagan a la presidencia y la puesta en marcha de sus nuevos objetivos estratégicos como el escudo antimisiles y políticas anticomunistas. El verano de 1980 pierde el favor del rey. Suarez era un hombre que llegó de la mano del rey al poder, y ya sabemos como llegó, pero una vez fue presidente, se creyó que él sólo podría cambiar el paradigma de España y se desmarcó de la senda marcada por la élite oligárquica. Fue a la Cumbre de Países no Alineados en Cuba y hasta había hablado bien de Gadaffi. Suarez estaba más volcado hacia el tercermundismo que hacia la Alianza Atlántica. Entonces comenzaron las presiones y los nuevos aires estratégicos en Washington se complementan en Madrid con la acción psicológica de los oficiales golpistas del CESID sobre el Jefe de Estado, al que convencen de que por la singularidad de su ascensión al poder, Suárez está vinculado a Juan Carlos y que su estrella en declive puede arrastrar en su caída al monarca e incluso a la Corona. Para evitarlo es necesario distanciar al Rey cuanto antes del Presidente y provocar su caída, operación en la que todo el mundo está de acuerdo, incluso sus ministros, ya que la política de Reagan no encajaba con sus últimas aventuras en Cuba. Lo curioso del caso, es que en Mayo de 1980, cesa el Director General del CESID, el General Mariñas y no es sustituido por ningún otro mando, dejando al servicio secreto sin dirección para que se queden al mando dos hombres de confianza de Gutierrez Mellado, que son Javier Calderón y José Luis Cortina. El gobierno intenta parchear al centro nombrando a una especie de dirección bicéfala, de los dos generales Cortina dimite a los pocos meses, y Calderón se hace cargo en funciones de la dirección, hasta después del Golpe de Estado, cuando es nombrado Emilio Alonso Manglano, con solo el grado de Teniente Coronel, Director del CESID, por el Ministro de Defensa Alberto Oliart. En 1996 se produce el cambio político aznarista en el gobierno, y se nombra a un nuevo director, esta vez con experiencia ya había sido secretario general del centro, que abandono a principios de los 80, se trataba del Teniente General Javier Calderon.

cortina-calderon.jpg w=475&h=376

José Luis Cortina y Javier Calderón

En 2001 y ya con la situación algo mas calmada (El CESID había ido desapareciendo poco a poco de los medios,) el gobierno decide cumplir una promesa electoral que había hecho cinco años antes, nombrar un director civil. Jorge Dezcallar de Mazarredo, un diplomático que había ejercido de embajador en Marruecos, y que también había trabajado bajo el gobierno socialista, y que será confirmado en el cargo para el nuevo CNI. Ocupó por vez primera el puesto de embajador en 1997 con destino en Marruecos, hasta que en 2001 el gobierno de José María Aznar lo nombró Director del Centro Superior de Información de la Defensa, convertido en 2002 en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), donde le sustituyó Alberto Saiz. Tras las elecciones generales de 2004, en junio fue destinado como embajador ante el Vaticano, donde fue relevado en 2006, integrándose en la actividad privada con Repsol como consejero internacional. En julio de 2008 el Consejo de Ministros lo nombró embajador en Washington, siendo sustituido en abril de 2012 por Ramón Gil-Casares. En la actualidad, su hermano Alonso es el embajador en Mauritania. Su otro hermano Rafael ha sido embajador español en Alemania. Jorge de Dezcallar es descendiente de la noble Familia de Dezcallar de la isla de Mallorca. Vaya civil. El típico vecino del 3º.

375px-Jorge_Dezcallar_en_el_Pentágono

Jorge Dezcallar en una reunión en El Pentágono entre Robert M. Gates, Secretario de Defensa de los Estados Unidos, y Carme Chacón, Ministra de Defensa de España, según Wikipedia

En 2004 se produce el mayor atentado de la historia de España, el 11M. Alberto Saiz, sucesor del civil Jorge Dezcallar de Mazarredo al frente del CNI, del 2004 al 2009, compareció en la Comisión de investigación de los atentados del 11 de marzo de 2004 en el Congreso de los Diputados donde desveló que el CNI y su antecesor en el cargo no participaron en las reuniones de alto nivel celebradas los días posteriores a los atentados de Madrid. En 2005 sostuvo que el gobierno de José María Aznar podría haber evitado los atentados si hubiese prestado atención a los informes del CNI, manifestando que: Antes del 11-S y el 11-M, las sociedades democráticas no tenían un sentimiento de falta de seguridad, pero el riesgo existía. Los servicios de inteligencia hicieron su trabajo y, a mi juicio, las autoridades políticas no fueron capaces de valorar suficientemente aquella información que, bien utilizada, podría haber servido para evitar estas masacres. A partir de ese momento, los propios agentes del CNI y el diario El Mundo empiezan una campaña contra el director de los Servicios Secretos, diciendo, entre otras cosas, que se iba a cazar y a pescar con dinero público, o que se hizo una reforma en su chalet con expertos del CNI (albañiles, electricistas, fontaneros, carpinteros y jardineros) por un montante superior a los 300.000 € (Más info). El 2 de julio de 2009, Saiz dimitió del puesto de director del CNI. Lo sustituye como director y aún regenta el cargo, Félix Sanz Roldán un militar español, actual director del Centro Nacional de Inteligencia. Con anterioridad fue Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) del Ejército Español entre los años 2004 y 2008. Ascendido a Comandante, fue destinado como Agregado Militar Adjunto a la Embajada de España en Washington D.C. y, posteriormente, a la Sección de Estructuras y Orgánica de la División de Planes y Organización del Estado Mayor del Ejército. Previo ascenso a Teniente Coronel, fue designado para el mando del Grupo de Artillería de Campaña Autopropulsada XII de la Brigada Acorazada, en Madrid y, a su cese, fue destinado a la Misión Militar de España ante el Comandante Supremo Aliado de Europa (SACEUR) en Mons, Bélgica. Como Coronel, ha sido Jefe de la Sección de Tratados Internacionales de la División de Planes y Organización del Estado Mayor del Ejército y Jefe del Área de Relaciones con la OTAN/UEO, de la Subdirección General de Asuntos Internacionales de la Dirección General de Política de Defensa. Unión Europea Occidental, que fue una organización de defensa y seguridad del ámbito europeo formada por los Estados miembros de la Unión Europea y los miembros europeos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

saiz saenz

Alberto Saiz y Félix Sanz Roldán

Volviendo al 11M, aunque Saiz dijese que Aznar no hizo caso a sus recomendaciones, el atentado oficialmente evidencia por parte de nuestros Servicios Secretos, fallos de coordinación, escasez de medios materiales y principalmente personal para hacer frente a esta amenaza. Por eso ahora en España estamos en un proceso de reformas que permitan a los servicios de inteligencia una mayor coordinación y eficacia en su trabajo:

–          Un conjunto de reformas legales que permitan a los servicios un mayor acceso a la información.

–          Incremento de los medios humanos (personal), y de los materiales (aumento en los presupuestos).

–          Mayor Coordinación: con la creación en 2004 del Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista, el Comité ejecutivo para el mando unificado, situar al Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS) dependiente funcionalmente del director del CNI, y crear en 2006 el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado.

Como el 11M da para otro post, solo remarcar que tiene demasiadas similitudes en los preparativos y el modus operandi con el 11S y el 7J, incluso las repercusiones que ha tenido para los pueblos, más control, más vigilancia, más miedo y más represión, tras unos atentados de dudosa procedencia y según Perote dijo en 2005 en una entrevista para la Cope, más concretamente en el programa “La linterna” de Cesar Vidal, “sin duda el 11M ha sido preparado por Servicios de Inteligencia”.

11M exigimos la verdad

Hoy en día, nuestros Servicios Secretos, entre otras cosas, se dedican a vigilar a los españoles para después suministrar la información a la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA), el descubrimiento de que la NSA ha podido interceptar durante varios años las comunicaciones de varios líderes europeos, entre ellos el presidente del Gobierno español, Marioneto Rajoy, es el último capítulo de un escándalo que parece no tener fin. Muchas voces han reprochado que la única respuesta del Ejecutivo ante esta revelación haya sido convocar al embajador estadounidense para que confirme o desmienta la veracidad de la acusación y reclaman que se tomen medidas más duras. La intrusión del Servicio de Inteligencia estadounidense en la vida cotidiana de millones de españoles fue más fruto de la cooperación entre ambos países que de un abuso de poder norteamericano. Los servicios de Inteligencia españoles no sólo conocían el trabajo de la NSA, sino que además le facilitaban sus tareas, según muestran varios documentos filtrados por Edward Snowden, a los que El Mundo ha tenido acceso en exclusiva.

stop-watching-us-espionaje-masivo-escuchas-espionaje-usa

La telefonía no es el único método que utilizan para vigilarnos, internet es una gran herramienta para obtener información. La legislación estadounidense obliga a las empresas norteamericanas a facilitar información sobre un ciudadano cuando un juez determina que hay razones suficientes para hacerlo, pero no están obligadas a trabajar para el Gobierno. Sin embargo, de todas las empresas involucradas en la operación de espionaje ciudadano más grande de la historia, sólo Twitter se negó a colaborar. Según The New York Times, Google (Gmail, G+, Youtube, Google Maps, etc), Microsoft (Hotmail, Skype), Yahoo, Facebook, AOL, Apple y Paltalk se involucraron más allá de la orden del deber colaborando activamente con los espías al permitir que un misterioso programa llamado PRISM entrara en sus servidores para espiar a los usuarios en tiempo real. Los nuevos documentos de Snowden muestran ahora cómo los servicios secretos estadounidenses cuentan con la colaboración de diferentes países, entre ellos, España en un lugar destacado, para tener acceso a “la información de Inteligencia, incuyendo los metadatos”. Que nadie se equivoque, cuando los titulares dicen que Obama espía a los ciudadanos norteamericanos no significa que los demás quedamos fuera de su jurisdicción. Todo lo contrario, la Foreign Intelligence Surveillance Act (FISA) autoriza desde 1978 la vigilancia indiscriminada sin orden judicial siempre y cuando el objetivo no sea un ciudadano norteamericano. Por otra parte, la Inteligencia española destaca que “la globalización de conflictos obligan a la cooperación multinacional para alcanzar unos niveles satisfactorios de seguridad mundial”, una frase con tintes globalistas y con claras referencias al Nuevo Orden Mundial. Seguro que es una casualidad.

NSA-protest-sign1

“Todo lo veremos sin la ayuda de la policía oficial, que tal como la hemos formado, en la actualidad no deja a los gobiernos Gentiles que vean todo lo que sería necesario. Conforme a nuestro programa un grupo de terceras personas vigilará a los demás, y esto no por otro móvil que el sentimiento del deber y por servir al Estado voluntariamente. Entonces no se considerará deshonroso servir de espía y delator, sino algo digno de alabanza y premio” Extracto del Protocolo XVII, del libro “Los protocolos de los sabios de Sión”

Parece ser que algunos de nuestros espías se dedicaron en el pasado a reprimir y adoctrinar a los estudiantes, a preservar la dictadura, a colaborar con Gladio, a redirigir el comunismo, a colocar a líderes en los nuevos partidos supuestamente izquierdistas, a realizar presiones a un presidente que quería salirse de la linea bilderberiana marcada forzando su dimisión, a colaborar con el 23F, o a no hacer nada en el 11M…, y ahora se dedican a vigilarnos y a proporcionar esa información a la NSA, la cual según la ley FISA, puede vigilarnos sin orden judicial y todo ello subvencionado con nuestros impuestos, en la España que los Servicios de Inteligencia tienen supuestamente extrañas vinculaciones con Corinna la amiga del monarca, mientras los políticos se lanzan de unos a otros detectives privados de agencias como Método 3 o el propio CNI para pillar y no ser pillados, mientras su pueblo, sin ser consciente, está viviendo la peor pesadilla de Orwell. Bienvenidos a 1984.

Un abrazo y mucha fuerza.

Manu Escrig.

#Abrelosojos #Eshoradedespertar #ApagalaTV #Investiga #Difunde #Atacabos #Siguelosnombres #Siguealdinero #RNWO #StopNWO #StopBilderberg #Miraloquecomes #StopMonsanto

Anuncios
comentarios
  1. […] La gran estafa de la democracia. Espías en España. […]

  2. […] en la OTAN, y recordando los muchísimos comentarios en torno a la colocación de los imberbes Felipe González, Alfonso Guerra y Enrique Múgica HERZOG al frente del PSOE en el Congreso de Sures… por parte de la CIA, situar todo esto en el contexto de las revoluciones de la Europa del Este […]

  3. […] en la OTAN, y recordando los muchísimos comentarios en torno a la colocación de los imberbes Felipe González, Alfonso Guerra y Enrique Múgica HERZOG al frente del PSOE en el Congreso de Sures… por parte de la CIA, situar todo esto en el contexto de las revoluciones de la Europa del Este […]

  4. […] en la OTAN, y recordando los muchísimos comentarios en torno a la colocación de los imberbes Felipe González, Alfonso Guerra y Enrique Múgica HERZOG al frente del PSOE en el Congreso de Sures… por parte de la CIA, situar todo esto en el contexto de las revoluciones de la Europa del Este […]

  5. […] en la OTAN, y recordando los muchísimos comentarios en torno a la colocación de los imberbes Felipe González, Alfonso Guerra y Enrique Múgica HERZOG al frente del PSOE en el Congreso de Sures… por parte de la CIA, situar todo esto en el contexto de las revoluciones de la Europa del Este […]

  6. […] carteles electorales venian impresos directamente desde Alemania, el pie de imprenta de dichos carteles no decía PRINTED IN […]

  7. […] carteles electorales venian impresos directamente desde Alemania, el pie de imprenta de dichos carteles no decía PRINTED IN […]

  8. […] carteles electorales venian impresos directamente desde Alemania, el pie de imprenta de dichos carteles no decía PRINTED IN […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s