Adolfo Suárez, primer Presidente de la democracia

Adolfo Suárez, primer Presidente de la democracia

En este post vamos a hacer una radiografía de Suárez, aunque ya hemos visto anteriormente algunos datos para comprender mejor, por ejemplo el 23-F, hoy indagaremos más profundamente en la vida del primer Presidente de la democracia, el arquitecto de la transición, el artífice del bienestar democrático que disfrutamos en la actualidad, un referente político incuestionable, el padre de la democracia. Tras su fallecimiento, hasta los políticos más alejados del suarismo, han reivindicado su figura, unos destacando su valentía, otros para reivindicar la Constitución, y los más monárquicos para ensalzar la Transición o la figura del Rey. Cuando toda la casta oligárquica que no da puntada sin hilo se pone de acuerdo en algo, algo se teje detrás del telón en el que se ocultan.

Zapatero, Aznar y González en el funeral de Suárez

Zapatero, Aznar y González juntos en el funeral de Suárez

Orígenes.

Su padre, Hipólito Suárez Guerra, era un procurador de tribunales coruñés republicano afincado en Ávila, hijo del Secretario del Juzgado. Era un jugador y mujeriego. La guerra civil le sorprendió en zona nacional, en Ávila, donde era Secretario del Juzgado tras haberse casado poco antes del estallido de la contienda en 1936, en Cebreros con la que sería la madre de Suárez, Herminia González Prados, una mujer muy devota e hija de pequeños empresarios. Hipólito Suárez mantenía una estrecha relación amistosa con uno de los grandes intelectuales de la República, Claudio Sánchez Albornoz, elegido diputado en las elecciones de febrero del 36 que precipitaron el golpe militar. Tras comenzar la Guerra Civil, Claudio Sánchez-Albornoz tuvo escondido a Hipólito ya que estaba buscado por sus ideas republicanas. Sánchez-Albornoz, llegó a Ministro durante la Segunda República y Presidente de su gobierno en el exilio tras la Guerra Civil Española entre 1962 y 1971. Cuando, el 23 de abril de 1976, Sánchez-Albornoz regresó del exilio, se reencontró con el padre de Adolfo Suárez y, curiosidades del destino, ahora ambos yacerán en el claustro de la catedral de Ávila. Hipólito logró mantenerse escondido hasta el término de la guerra, aunque sería descubierto y encarcelado poco después.

Hipólito Suárez y Claudio Sánchez Albornoz

Hipólito Suárez y Claudio Sánchez Albornoz

El padre de Suárez afrontaba un proceso que en aquellos tiempos solía acabar en el paredón de fusilamiento, sin embargo consiguió salvarse gracias a su habilidad para mantener relaciones en ambos bandos. Sería la familia del General Martínez Anido, Ministro en el primer Gobierno de Franco, antes del fin de la guerra civil, quien le rescataría de un funesto final. El archivo personal de la familia Martínez Anido, uno de los escasos patrimonios documentales procedentes del bando franquista que fueron donados para su consulta pública a la llegada de la democracia, incluye una carta del General a Franco en la que se queja de la represión indiscriminada que abarca a “personas respetables”. Los bienes de Hipólito Suárez, que le habían sido embargados al aplicársele aquella lapidaria Ley de Responsabilidades Políticas que llevó a la ruina y la muerte a tantas personalidades republicanas, le fueron devueltos gracias a la citada intercesión y pudo seguir ejerciendo como procurador. Sus abuelos vivían en A Coruña, que era en los años treinta una ciudad de mayoritario talante republicano, liderado por unas élites empresariales ilustradas y progresistas con gran influencia en Madrid, cuyo principal referente era Casares Quiroga, propietario del Hotel Atlántico, la Compañía de Autobuses y Jefe del Gobierno republicano cuando estalla la guerra civil. A ese entorno, pertenecía también la familia Suárez, relacionada profesionalmente con el mundo de la Justicia.

Primer Gobierno de Franco, nombrado en 1938. El coruñés Severiano Martínez Anido es el segundo por la izquierda, al lado de Serrano Súñer.

Primer Gobierno de Franco, nombrado en 1938. El General coruñés Severiano Martínez Anido es el segundo por la izquierda, al lado de Serrano Súñer.

Inicios.

Adolfo Suárez nació en Cebreros por decisión de su madre, pues allí tenía ésta sus raíces familiares. Sin embargo, su residencia ya estaba establecida en Ávila. Suárez nunca destacó como estudiante ni como lector, pasó por varios colegios y sus hobiies tenían más que ver con las fiestas y los juegos de cartas. Fue un líder nato en sus pandillas de barrio y tenía un gran arrastre entre las mujeres. Estudió Derecho en la Universidad de Salamanca, titulándose con bastantes dificultades. A comienzos de 1955, había conseguido hacía poco su primer trabajo remunerado como oficial interino en la Beneficiencia de Ávila, cuando su padre huyó de casa producto de un escándalo de negocios. Incapaz de sostener por sí mismo al resto de su familia, en el mes de agosto conoció al falangista vinculado al Opus Dei Fernando Herrero Tejedor, quien acababa de ser nombrado gobernador civil y Jefe Provincial del Movimiento en Ávila y se convertiría en su tutor político desde entonces, ayudándolo a afianzarse en dicha profesión.

12_17_suarez1

Adolfo Suárez con las damas de honor y la que sería su esposa (a la izquierda) Amparo Illana.

Correspondió a la religiosidad de su madre, fundando y presidiendo desde su adolescencia diversos organismos ligados con Acción Católica. Tenía dieciocho años cuando se convirtió en Presidente del Consejo Diocesano de Acción Católica de Ávila, al unísono, funda una asociación con inquietudes sociales que llamará “de jóvenes a jóvenes”. En 1950, los jóvenes españoles solían tener tres alternativas: ser de Acción Católica, apuntarse al Frente de Juventudes o quedarse en casa sin ser de nada. La rivalidad entre Acción Católica y Falange solía llegar al desprecio recíproco, y no faltaron entonces enfrentamientos físicos y algún que otro atentado a hogares juveniles como resultado de esta aversión mutua. Es un dato muy revelador de la habilidad personal de Adolfo Suárez el que siendo un joven de Acción Católica, con cargo y aspiración, llegara con el tiempo a Secretario General del Movimiento. Ver más.

Suárez con su madre en A Coruña

Suárez con su madre en A Coruña

De su padre heredó la calidad de superviviente así como la habilidad para entenderse con mundos tan opuestos ideológicamente. Se sirvió de las influyentes amistades de su padre en ambos bandos cuando se instaló en Madrid como abogado. Llamado a ser un prohombre del tardofranquismo, Adolfo Suárez logró también conectar mejor que ninguno de los nombres del Régimen que aspiraban a liderar la transición a la democracia, Fraga, por ejemplo, a quien consiguió desbancar en esa carrera, con los personajes claves de la oposición gracias al espíritu liberal que siempre imperó en su entorno familiar coruñés. Suárez mantuvo siempre fuertes vínculos con ese mundo coruñés pese a vivir en Ávila. En A Coruña pasó muchos veranos y hacia los 14 años pasó aquí una larga temporada con sus abuelos, al parecer por una crisis matrimonial de sus padres, durante la que llegó a jugar en el equipo juvenil del Deportivo junto a Luis Suárez.

scale1.php

Adolfo Suárez (señalado con una flecha) probando como futbolista juvenil del Deportivo en el año 1949. Click en la imagen para ver la noticia en “La Voz de Galicia”

Le hubiera gustado ser pilarista. En el libro “Los que le llamábamos Adolfo”, del periodista Luis Herrero, se puede leer como Suárez pensó durante años que estaba marcado con una equis por no tener pedigrí pilarista en su currículum. Cuando sintió la decepción de no ser nombrado Ministro por primera vez, achacó su funesto sino a dos razones: “Por no haber estudiado en el exclusivo colegio de El Pilar y por no vivir en la urbanización de Puerta de Hierro: no ser pilarista era para él una fatalidad irremediable, pero a lo de no vivir en Puerta de Hierro le puso solución”. Cabe recordar que por el Colegio El Pilar han pasado Aznar, Rubalcaba, Lissavetzky, Solana o Wert entre otros. Ver más.

 

El libro mencionado y su escritor, el periodiata Luis Herrero, hijo de Fernando Herrero Tejedor, y diputado del PP en el Parlamento Europeo de 2005 a 2009

El libro mencionado y su escritor, el periodista Luis Herrero, hijo de Fernando Herrero Tejedor, y diputado del PP en el Parlamento Europeo de 2005 a 2009

Colegio Mayor Francisco Franco.

Inicia su carrera política al cruzarse en su camino con dos figuras decisivas, Mariano Gómez de Liaño y Fernando Herrero Tejedor. Gómez de Liaño, Magistrado de la Audiencia Provincial, lo recomendó como secretario personal al Fiscal Herrero Tejedor, que era el gobernador civil de Ávila. A comienzos del curso 1958-1959 entró en el Colegio Mayor Francisco Franco, ubicado en la Ciudad Universitaria de Madrid, con el objeto de empezar a preparar oposiciones. El rector del centro, Eduardo Navarro Álvarez, miembro de la Centuria XX de Falange, aseguraba que se trataba de un recomendado de Fernando Herrero Tejedor, ahora Delegado nacional de Provincias en la Secretaría General del Movimiento, tras pasar por Ávila, donde conoció a Suárez. Habían perdido el contacto en su breve etapa de gobernador civil de Logroño, pero al poco de ser destinado a Madrid, Herrero Tejedor lo incorporó a su equipo de colaboradores como secretario personal, un cargo modesto, hecho a medida de aquel joven sin oficio ni beneficio, al que nada retenía en Ávila tras la marcha de su protector.

Franco y Suárez años después

Franco y Suárez años después

En la Secretaría General del Movimiento, en Alcalá, 44, Adolfo prestaba pequeños servicios a su valedor. Recibía a las visitas, las llevaba a la sala de espera y, si la demora se alargaba en exceso, les daba conversación, con esa simpatía y ese don de gentes que le caracterizaba. Atendía las llamadas de teléfono y se ocupaba de la correspondencia. Era una forma de ir tirando, mientras resolvía su futuro que pasaba por aprobar unas oposiciones. De momento, había que encontrarle alojamiento, porque Adolfo había llegado a Madrid con lo puesto y la esperanza, de hacer carrera como su padre, siendo procurador en los tribunales. Una idea que se esfumó bastante pronto, sobretodo por recomendaciones externas que indicaban que era mejor que no se les relacionaran. Tras tomarle bajo su protección, recordando los buenos servicios que le había prestado en Ávila, Herrero Tejedor le buscó acomodo en el Colegio Mayor Francisco Franco, donde su hermano José Luis, tenía una habitación amplia. Fernando habló con José Luis y éste a su vez con el rector al que le preguntó si habría inconveniente en colocar otra cama en su habitación para que pudiera dormir allí el protegido de su hermano.

Herrero Tejedor en un discurso con Suárez detrás

Herrero Tejedor en un discurso con Suárez detrás

Navarro accedió a ello, como no podía ser de otra forma, viniendo de un alto cargo del partido, y porque el favor en realidad lo hacía José Luis Herrero al prestarse a compartir su habitación. Es verdad que aquel chico que acababa de cumplir veintiséis años ya había terminado los estudios, pero no era tan extraño que jóvenes licenciados recalaran en el Colegio Francisco Franco para preparar oposiciones políticas, especialmente si venían recomendados como Suárez, o tenían cargos en el SEU, el llamado Sindicato Español Universitario, que es una organización sindical estudiantil de carácter corporativista, similar a las vinculadas a los partidos fascistas en Italia y Rumania, creada durante la Segunda República Española por Falange impulsada por su líder, José Antonio Primo de Rivera. Finalmente se doctoró en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Ver más.

Publicidad del SEU

Publicidad del SEU

Política, falange y espías.

Suárez desempeñó diferentes cargos dentro de las estructuras del franquismo siempre de la mano de Herrero Tejedor. Vamos a ver su pertenencia al partido FET y de las JONS, por sus siglas Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista desde 1958 hasta 1977, el único partido permitido en el país que monopolizaba cualquier actividad política, y que se convirtió en el instrumento esencial del aparato franquista para mantenerse en el poder. De esta forma, en 1958, como hemos visto, pasa a formar parte de la Secretaría General del Movimiento ascendiendo, en 1961, a Jefe del Gabinete Técnico del Vicesecretario General, procurador en Cortes por Ávila en 1967 y gobernador civil de Segovia en 1968. En 1969 es designado Director General de Radio Televisión Española, donde ya había desempeñado otros cargos entre 1964 y 1968. A pesar de todos los elogios que recibe Suárez sobre su estancia en RTVE, como por ejemplo de Hermida, el que entrevista con guión al Rey, Adolfo tenía muy claro lo que tenía que hacer, el entonces Príncipe, pronto sería el Rey de España y que había apoyar a Don Juan Carlos. Hizo que el pueblo español conociera a la figura del futuro Rey, realizando entrevistas y demás propaganda como cuando por ejemplo, a Juan Carlos le dieron el título de piloto. Por otra parte, en esta etapa también se dedicó a realizar escuchas para los Servicios Secretos. Permaneció en este cargo hasta 1973. Ver más.

FALLECE ADOLFO SUÁREZ

Suárez designado Director General de Radio Televisión Española

En abril de 1975, nuevamente de la mano de Herrero Tejedor, y con el consenso de Juan Carlos, es nombrado Vicesecretario General del Movimiento, cargo que ocuparía hasta la muerte de su mentor el 12 de junio de ese año en un accidente de automóvil. El 11 de diciembre de 1975, Suárez entró a formar parte en el primer gabinete de Arias Navarro formado tras la muerte de Franco, recomendado por el Rey. Por sugerencia de Torcuato Fernández Miranda, Adolfo Suárez fue nombrado Ministro Secretario General del Movimiento. Torcuato fue profesor de Derecho Político de Juan Carlos I y considerado por muchos como el estratega entre bastidores del proceso de la Transición en España. Recordemos que Torcuato Fernández Miranda ejerció el cargo de Vicepresidente con Carrero Blanco, como Ministro de Gobernación en el momento del atentado, y fue criticado por su incompetencia, incluso llegó a la presidencia de forma interina tras el asesinato del almirante. A la muerte del General Franco, el príncipe Juan Carlos es coronado Rey el 22 de noviembre de 1975 lo primero que hizo fue entregar Marruecos a los americanos, nombrar Presidente de las Cortes a Fernández Miranda, y confirmar a Carlos Arias como Presidente del Gobierno, ya que éste no estaba dispuesto a abandonar, argumentando que su nombramiento por Franco expiraba en 1979.

6248_Juramento

Suárez en un nombramiento con Herrero Tejedor observando orgulloso a la derecha

Poco después de la proclamación de don Juan Carlos, aparece un personaje pintoresco, que se llama Arnaud de Borchgrave, subdirector de la revista Newsweek, según relata el General Fernández Monzón, que dice lo siguiente: “Esta revista ha sido siempre el órgano de comunicación oficioso de la CIA. Borchgrave estaba en todas partes. El otro día, mientras leía un libro de los generales israelíes de la guerra del Yon Kippur, vi que él también apareció por allí para impartir órdenes. Borchgrave es quien le dice al Rey, con la coartada de hacerle una entrevista para Newsweek, que, para seguir adelante con lo pensado, no puede mantener de Presidente de Gobierno a Carlos Arias Navarro. Es cuando el Rey llama a Arias y le dice que se acabó. El sucesor natural hubiese sido Fernando Herrero Tejedor, entonces Ministro y Secretario General del Movimiento, que había apoyado, junto a López Rodó, la maniobra sucesoria encarnada en el príncipe. Pero Herrero murió en un accidente impactando contra un camión que se saltó un ceda el paso y había que buscar otro candidato.

Suárez y Arias Navarro en el funeral de Herrero Tejedor

Suárez y Arias Navarro asistieron al funeral de Herrero Tejedor en Castellón

Descartando candidatos.

También habían candidatos para sustituir a Arias Navarro provenientes del franquismo dispuestos a comandar la Transición. Los dos más fuertes eran José María de Areilza, Ministro de Asuntos Exteriores, y Manuel Fraga, Ministro de la Gobernación. Ambos mantienen estrechos vínculos con Estados Unidos desde hace mucho tiempo, pero desconocen que el Imperio, que juega todas las bazas, ha decidido abrir las miras y apostar por otros candidatos. Es entonces cuando el SECED hace un retrato robot del personaje necesario, al que dan su visto bueno los norteamericanos. Debería ser un hombre del Movimiento, que no haya participado en la guerra y sea de familia humilde, preferiblemente de provincia pequeña o del medio rural, que no tenga fortuna personal. Al final salen tres nombres: José Miguel Ortí Bordás, que es en esos momentos Vicesecretario del Movimiento con Solís; Rodolfo Martín Villa, Gobernador de Barcelona, y Adolfo Suárez.

Suárez y Fraga

Suárez y Fraga

Para desbancar a Areilza y a Fraga, hicieron falta los Servicios Secretos y la manipulación informativa. Fraga queda eliminado de la carrera tras su desastrosa actuación en las matanzas de Vitoria y Montejurra, que se encargaron de propagar los medios y Areilza,por su parte,decidirá elegantemente apartarse de la competición. Según Alfredo Grimaldos en su libro “La CIA en España”, un antiguo oficial de los servicios de información españoles relata los hechos: “Los hombres de Cassinello colocaron un micrófono en la mesa del despacho de Areilza, en el Ministerio de Asuntos Exteriores, y comenzaron a grabar. Entre las cintas registradas quedaba constancia de la íntima y cálida relación que el Ministro mantenía con su secretaria. Se le sugirió la existencia de las cintas y decidió pasar a un discreto segundo plano”. Andrés Cassinello es un Capitán del SECED que llegará a Teniente General. Personaje muy vinculado a los servicios de información norteamericanos, se integra en la Organización Contrasubversiva Nacional, embrión del SECED, tras haber realizado un curso de contrainsurgencia en el Centro de Guerra Especial de Fort Bragg. Casinello conoce a Adolfo Suárez desde los tiempos en los que el político abulense, tras terminar la carrera de derecho, hacía las milicias universitarias, en el mismo cuartel donde estaba destinado su hermano, el capitán José Cassinello. A principios de 1976, los intereses de Suárez y Andrés Cassinello coinciden plenamente. Adolfo Suárez, muy aficionado a las escuchas y los dossiers desde su época de Director General de RTVE (Radio Televisión Española), manejó los hilos locales de la trama desde la trastienda. Cassinello con Adolfo Suárez como Presidente del Gobierno llega a ser el último director del SECED, desde 1976 hasta noviembre de 1977, cuando se reestructuran los servicios de información españoles y se creó el CESID.

El Teniente General Cassinello de la época y en la actualidad

El Teniente General Cassinello de la época y en la actualidad

Me gusta que los planes salgan bien.

Tras la dimisión de Arias Navarro, forzada por el Rey en el verano de 1976, Torcuato coincide con Juan Carlos, que ya era un hombre a las órdenes de Kissinger a cambio del reinado regalado tras la Operación Lolita para suceder a Franco, en que el elegido para presidir el Gobierno fuese Adolfo Suárez González, un tipo joven, sumiso, dócil, con dotes de palabra y con ambiciones políticas, que había sido apadrinado dentro del régimen por el Ministro franquista Herrero Tejedor y que, al igual que Fernández-Miranda y el propio Herrero, había pasado por la Secretaría General del Movimiento. Para ello, Torcuato mueve los hilos del Consejo del Reino a fin de que entre los candidatos se encuentre Suárez, tal y como planificaron el SECED y la CIA.

Arias Navarro "dimite"

Arias Navarro “dimite”

Según Gregorio Morán, que ha escrito varios libros sobre Suárez, en una entrevista llamada “Los padres de la Transición eran absolutamente impresentables” publicada en el Clarín, dice que Torcuato manipuló las votaciones. Hay uno de los miembros del Consejo que manifiesta extrañado que el nombre de Suárez sale continuamente en las votaciones. Pero no es hasta la tercera votación cuando se mosquean, cuando se comienzan a dar cuenta de que los están llevando al huerto. Porque además se van eliminando los nombre fundamentales. La trampa la hace Torcuato y en esencia es sencillísima: Torcuato tiene que conseguir que al menos uno de los quince miembros del Consejo no incluya en su terna a Federico Silva Muñoz, que era el más cualificado de entre los treinta y dos candidatos iniciales. Ahí es donde aparece la trampa. Porque, claro, ¿cómo iban a nombrar a Suárez si había unanimidad acerca de otro nombre? Tiene que romper esa unanimidad. Y eso es lo que hizo, organiza una trama que le sale perfecta. Engañó mediante esta maniobra a todos los miembros del Consejo del Reino. Por eso las enigmáticas palabras que pronunció Fernández Miranda cuando, a la salida de la última sesión del Consejo del Reino, y con los tres nombres ya decididos dijo: “Estoy en condiciones de ofrecer al Rey lo que me ha pedido”. Torcuato dimitió de su cargo antes de que se celebraran las primeras elecciones legislativas de la democracia, el 15 de junio de 1977. El Rey lo nombró Senador por designación real en las Cortes Constituyentes y, en premio a su inestimable labor, como símbolo de su mayor respeto y consideración a su antiguo profesor, le concedió el título de Duque de Fernández Miranda y el de Caballero de la Orden del Toisón de Oro, máxima condecoración que concede el Rey. Ver más.

Torcuato Fernández Miranda y Adolfo Suarez

Torcuato Fernández Miranda y Adolfo Suarez

 Presidente.

En julio de 1976 el Rey encargó a Suárez la formación del segundo gobierno de su reinado y la consiguiente adaptación de las estructuras franquistas a la nueva democracia, para que acabe de destruir del todo lo que quedaba del régimen anterior y prepare el debilitamiento de España para que deje de ser un obstáculo en los objetivos de EEUU y Alemania, recordemos a Carrero reunido con Kissinger el día antes de su muerte, hablando de la bomba atómica española y de la prohibición a los americanos de seguir utilizando nuestras bases en ayuda de Israel, y de la inversión del alemán socialdemócrata de la CIA Willy Brandt con Felipe González, en Suressnes en 1974. Suárez era un perfecto desconocido para una mayoría del pueblo español, pero como buen encantador de serpientes, supo reunir, junto a falangistas conversos como él, a socialdemócratas, liberales, democristianos, etc. Para supuestamente desarbolar el régimen franquista con la complicidad de las fuerzas antifranquistas como el PSOE y, especialmente, del Partido Comunista de España y su líder, Santiago Carrillo, que calificó a Suárez de anticomunista inteligente. En esta tarea contó con la ayuda de Torcuato Fernández Miranda, entre otros, que también le sacó adelante el Proyecto de Reforma Política ante una recelosa oposición democrática y con la colaboración inestimable del Teniente General Manuel Gutiérrez Mellado, el héroe del 23-F, encargado de controlar en las sombras, a las altas esferas militares proclives al régimen franquista, mediante los Servicios Secretos del CESID sin Director, de los colocados por el mismo Gutierrez Mellado, Calderón y Cortina, cerebros estrategas fundadores de Alianza Popular y artífices del plan del Golpe de Estado.

Suárez portada del TIME

Suárez portada del TIME, España: gana la democracia

En septiembre de 1976 tuvo lugar aquella famosa reunión que ya vimos detalladamente en el post del 23-F, con los altos mandos militares para comentarles su políticas. Suárez en su discurso habla de asentar la democracia y consolidar la Corona. Se trata de adaptar la España de Franco a los nuevos tiempos. Entre los militares existe la preocupación de legalizar ciertos partidos, en especial el Partido Comunista. Suárez respondió: “Debéis rechazar cualquier recelo o duda al respecto. Tendremos partidos políticos que irán desde la derecha hasta la izquierda moderada. El techo está en la socialdemocracia y como mucho en el Partido Socialista. Desde luego que el Partido Comunista nunca será legalizado. Vosotros me conocéis bien. Yo también soy un hombre de lealtades. Sabéis de dónde vengo y éste es mi firme compromiso. Tenéis mi palabra de honor.” Los militares le felicitaron efusivamente y el Teniente General Gutiérrez Mellado se le fundió con un fuerte abrazo. En abril de 1977 Suárez, tomó la decisión consensuada previamente con el Rey, Gutiérrez Mellado, Martín Villa y Calvo-Sotelo entre otros, de legalizar el Partido Comunista. Los militares se sintieron traicionados y comenzaron a hablar por primera vez de una intervención militar.

Gutierrez Mellado y Suárez

Gutierrez Mellado y Suárez

El 15 de junio de 1977, se celebraron elecciones generales libres en España desde 1936. Adolfo Suárez se proclamaba vencedor, al frente de un conglomerado de formaciones de centro, aglutinadas en torno a su persona, bajo las siglas UCD (Unión de Centro Democrático). Las Cortes salidas de aquellas elecciones, convertidas en constituyentes, aprobaron la Constitución, que el pueblo español refrendaba el 6 de diciembre de 1978.

1118304502_extras_ladillos_1_2

Calvo Sotelo, Aznar, Suárez y González, en el 20º aniversario de las elecciones de 1977.

El 11 de enero de 1977, tuvo lugar una reunión entre cuatro representantes de la oposición democrática, Antón Cañellas, Felipe González, Julio de Jáuregui y Joaquín Satrústegui, con el Presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, en la que se expuso y se solicitó al presidente del Gobierno una amnistía total para todos los hechos y delitos de intencionalidad política ocurridos entre el 18 de julio de 1936 y el 15 de diciembre de 1976. El 15 de octubre de 1977 Suárez aprobó la Ley de Amnistía, entrando en vigor dos días después, y siendo apoyada por casi todos los grupos parlamentarios: Unión de Centro Democrático, Partido Socialista Obrero Español, Partido Socialista Popular, Partido Comunista de España, la Minoría Vasco-Catalana y el Grupo mixto, con la abstención de Alianza Popular. En total, 296 votos a favor, dos en contra, 18 abstenciones y uno nulo. Esta ley incluía la amnistía de los presos políticos, así como un amplio espectro de delitos que incluían actos políticos, rebelión, sedición y denegación de auxilio cometidos. La ley fue considerada necesaria y positiva para el asentamiento de la democracia, aunque algunas organizaciones sostienen que los recuerdos de la guerra y el franquismo estaban muy presentes e influyeron para asegurar la impunidad de estos crímenes. Esta ley es incompatible con el Derecho internacional, pues impide juzgar graves delitos contra la humanidad considerados imprescriptibles y varias organizaciones piden que se derogue. Según expertos juristas, la Constitución española de 1978 impediría tal derogación, pues la reactivación de una responsabilidad penal que ya ha sido extinguida violaría el principio de irretroactividad de las normas sancionadoras desfavorables establecido en el artículo 9.3 de la Constitución Española.

Momento en que se apueba la Ley de Amnistía del 77

Momento en que se apueba la Ley de Amnistía del 77

El 3 de marzo de 1979, Adolfo Suárez ganaba por segunda vez unas elecciones generales, e iniciaba su tercer mandato como Presidente del Gobierno. Sin embargo, el triunfo en las elecciones generales quedó muy en segundo plano tras el acceso de la izquierda a los principales ayuntamientos del país después de las elecciones municipales de abril. El acuerdo entre el PSOE y el PCE permitió que las grandes ciudades españolas fueran gobernadas por alcaldes de partidos de la oposición. Suárez designó por vez primera como Ministro de Defensa a un civil. A las pocas semanas de tomar posesión, Sahagún visitó la sede del CESID, donde le informaron de las actividades del centro y, entre otras, de la Operación De Gaulle. Sahagún, creía que estaba ante el diseño de un golpe trazado por el servicio de inteligencia, y en junio, ordenó la salida de los autores del estudio y el relevo del Director del centro, pensando que así quedaría todo concluido. Como ya sabemos, la operación siguió adelante el 23-F, con Armada como protagonista principal. En mayo de 1980, Felipe González anuncia una moción de censura, con el único fin de desgastar a Suárez.

 

Propaganda electoral de UCD, el partido de Suárez

Propaganda electoral de UCD, el partido de Suárez

Dimisión.

En ese momento la situación de Suárez, era muy delicada. La previsible llegada de Reagan a la presidencia de EEUU y la puesta en marcha de sus nuevas políticas con objetivos estratégicos militares como el escudo antimisiles, no era compatible con Suárez y suponía un importante obstáculo. Otro punto importante que molestaba a Kissinger, era que Suárez se mostró reacio a que España entrara a formar parte de CEE y de la OTAN. Aquí fue cuando perdió del favor del Rey, en la segunda mitad de 1980. Suárez era un hombre puesto en el poder por los norteamericanos con la inestimable ayuda del Rey y Torcuato, pero una vez en el poder, se desvió del camino marcado. Para rematar la faena, se reunió con Fidel Castro en la Cumbre de Países no Alineados en Cuba, habló bien en público de Gadaffi y le llamaban tercermundista por preocuparse por Guinea Ecuatorial. Adolfo se les había ido de las manos a los norteamericanos tratando con los paises no alineados y con enemigos declarados de los EEUU, además no estaba muy dispuesto a quitarse de en medio. Entonces comenzaron las presiones desde Washington, que siguen en Madrid con las presiones psicológicas de los oficiales golpistas Calderón y Cortina del CESID sobre Suárez,al que convencen de que como ascendió al poder de la mano del Rey, debía distanciarse de este cuanto antes, para no provocar su caída. Tanto el CESID, como la CIA, como el Rey, propusieron esta operación en la que todo el mundo estuvo de acuerdo, incluso sus Ministros. Además tenemos otras controvertidas decisiones del Presidente, entre ellas las autonomías y su poca palabra para con los militares en el tema de la legalización del PCE, unido todo al creciente índice de paro y la cada vez más importante violencia en las calles.

Suárez en Cuba con Fidel Castro

Suárez en Cuba con Fidel Castro

El primer Presidente, puesto para ser elegido por los ciudadanos en la nueva democracia española, pronto se quedaría solo y así los planes de recambio para España podrán activarse fácilmente en el momento que se materialice la victoria electoral de Reagan. El sucesor de Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo, afirma en sus memorias que él tenía claro desde 1977 que era necesario incorporar a España en la CEE y en la OTAN, aunque quien materializó finalmente la obra fue nuestro amigo bilderberiano Isidoro de Suressnes. Finalmente, el 29 de enero de 1981 optó por presentar su dimisión tanto como Presidente del Gobierno como de Unión de Centro Democrático. En su mensaje afirmó: “Mi marcha es más beneficiosa para España, que mi permanencia en la presidencia, y yo no quiero que el sistema democrático de convivencia sea, una vez más, un paréntesis en la historia de España.” Parece que además de las presiones de la CIA, el CESID, los militares y demás controversias que le rodeaban, sabía que se avecinaba un Golpe de Estado y seguramente dimitió para impedirlo, aunque por razones que ya vimos en el post del 23-F, no lo consiguió. Del 23-F ya está todo dicho, por eso no vamos a entrar, pero recordaremos la escena del valiente Gutierrez Mellado plantándole cara a Tejero y a Suárez saliendo en su defensa al ser increpado el mismo. Para la historia oficial son dos valientes que se resistieron al Golpe, aunque realmente fueron dos cobardes que conocían desde un principio el plan de Tejero de no dejar ni un herido aquel día en el Congreso.

Suárez se queda solo

Suárez se queda solo

 Deja la política y contrae alzheimer.

Poco después de su dimisión creó junto a otros ex dirigentes de UCD el partido Centro Democrático y Social (CDS), con el que se presentó a las elecciones del 28 de octubre de 1982, siendo elegido diputado por Madrid. Revalidó su escaño en las elecciones de 1986 y las de 1989, pero en 1991 dimitió como Presidente del CDS tras los malos resultados de su formación en las elecciones municipales y abandonó definitivamente la política.

Publicidad electoral de Suárez en el nuevo CDS

Publicidad electoral de Suárez en el nuevo CDS

En 2003 en Albacete, Suárez hizo su última aparición pública con motivo de la candidatura de su hijo, Adolfo Suárez Illana, a Presidente de Castilla la Mancha por el Partido Popular, para apoyar su candidatura. En 2007 Suárez Illana, deja la política y le sustituye en el cargo la hoy Presidenta de Castilla la Mancha, y bilderberesa navideña María Dolores de Cospedal. Desde aquella aparición en 2003, Suárez no volvió a aparecer públicamente, siendo precisamente su hijo Adolfo quien en el transcurso de una entrevista en Televisión Española en 2005, hizo público que su padre tenía Alzheimer desde hacía dos años, por lo que ni siquiera recordaba haber sido Presidente del Gobierno.

Última aparición de Suárez

Última aparición de Suárez

 Condecoraciones.

Suárez tiene muchas cruces, collares, medallas y demás condecoraciones, y es Caballero de siete órdenes, entre las que destacan por ejemplo la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio (1 de abril de 1971), la Gran Cruz de la Orden de Cisneros (18 de julio de 1972), la Gran Cruz de la Real Orden de Isabel la Católica (29 de septiembre de 1973) o la Gran Cruz de la Orden Imperial del Yugo y las Flechas (4 de julio de 1975), sin embargo sus distinciones, condecoraciones y títulos como no acaban ahí.

Adolfo Suárez con algunas medallitas

Adolfo Suárez con algunas medallitas

El 25 de febrero de 1981, dos días despues el Golpe de Estado,  el Rey crea el Ducado de Suárez, un título nobiliario español con Grandeza de España otorgado a Adolfo Suárez González, Presidente del Gobierno de España entre 1976 y 1981, en reconocimiento a su labor durante la transición a la democracia. El ducado lo heredará su nieta, Alejandra Romero Suárez, de 24 años, hija de Marián, la primogénita del expresidente, que falleció hace diez años, aunque su hijo mayor, el hoy empresario Adolfo Suárez Illana, no se resigna a quedarse sin el título de Duque, el que le hubiera pertenecido legítimamente, si Zapatero, no hubiera cambiado el orden y rango de preferencia de sucesión de los títulos nobiliarios, mediante una ley apoyada en el Congreso por el PSOE y el PP, en la que se concedía a las mujeres los mismos derechos de sucesión que a los hombres, una ley que aparece casualmente poco después del nacimiento de la primera hija del príncipe Felipe y Letizia.

ducado

Real Decreto del 25 de febrero en el que se concede el Ducado a Suárez

En 1996 se le concedió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia por su importante contribución a la Transición española a la democracia, de la que se le considera el gran artífice.

Suárez recibe el premio de manos del príncipe Felipe

Suárez recibe el premio de manos del príncipe Felipe

El 8 de junio de 2007 y con motivo del trigésimo aniversario de las primeras elecciones democráticas tras la Dictadura, el Rey Juan Carlos, lo nombró Caballero de la Insigne Orden del Toisón de Oro por su importante actuación en la Transición española, el cual le fue entregado el día 16 de julio de 2008. Al no poder asistir por su estado de salud, recogió el premio Adolfo Suárez Illana, que leyó un discurso en nombre de su padre. Una condecoración que el expresidente nunca tuvo ocasión de lucir porque cuando lo recibió ni siquiera reconocía al Rey. No tardó mucho el hijo mayor de Adolfo Suárez en devolver el Toisón de Oro al Rey, Gran Maestre de la Orden del Toisón, tras la muerte de su padre. Estas condecoraciones, las más altas que concede el monarca español, no son hereditarias y, a la muerte del caballero, sus herederos deben devolverlo. Se quedan, eso sí, unas pequeñas insignias de recuerdo.

El hijo de Suárez no renuncia al título

El hijo de Suárez no renuncia al título

Lo mismo ocurre conel Collar de la Real Orden de Carlos III, que concede el Estado, y a Suárez se lo impuso el Rey a título póstumo durante la capilla ardiente celebrada en el Congreso de los Diputados. Este collar es la primera y más alta condecoración civil que se otorga en España. El Consejo de Ministros se reunió el pasado lunes de manera extraordinaria en el Congreso de los Diputados para aprobar la concesión de este galardón a Suárez . A esa reunión, que se produjo antes de la llegada del féretro con los restos mortales, asistieron todos los miembros del gabinete salvo José Manuel García Margallo, Ministro de Exteriores, y Miguel Arias Cañete, Ministro de Agricultura.

EL CONGRESO ACOGE HOY LA CAPILLA ARDIENTE DE ADOLFO SUÁREZ

El Rey Juan Carlos I, impone Collar de la Real Orden de Carlos III sobre el féretro de Suárez

Por su parte, la Mesa del Senado acordó tras su muerte, conceder al expresidente del Gobierno Adolfo Suárez la Medalla de Oro de la Cámara, en reconocimiento a la labor del primer Presidente de la democracia. Además en el Pleno, se aprobó una declaración institucional en memoria de Suárez y se guardó un minuto de silencio, como ocurrió durante ese fin de semana en todos los campos de fútbol. Además del cambio de nombre del aeropuerto de Barajas por el de Adolfo Suárez, también a título póstumo le ha sido otorgado el título de Hijo Adoptivo de Madrid.

Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas

Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas

 Manipulación informativa.

Hemos visto como los medios de comunicación masiva, todos al unísono y sean del color que sean, han alabado la figura de Suárez por la gran labor que hizo durante la transición española. Repasemos los rotativos mas leidos. Titulares y portada de El País de los bilderbergs Polanco y Cebrián: “Suárez: El forjador de la democrácia”, “Un político de consensos”,  “Muere el forjador del gran pacto”. Titulares y portada de El Mundo, el periódico que ha comprado Rajoy: “Adiós al mito de la transición”, “Unánime reconocimento de su figura como artífice de la democracia”,  “Adiós al político del consenso”, “Rajoy y Rubalcaba elogian su capacidad para superar divisiones y unir a los españoles”, “El Rey se despide con dolor del amigo leal”, el periodista que persigue la verdad Pedro J. Ramírez: “Lideró una transferencia de poder sin precedentes desde el estado a la sociedad” y la más impresionante e insultante la de nuestro querido monarca “Juan Carlos: Adolfo y yo impulsamos la página más brillante de España“. En cuanto a las declaraciones de nuestros expresidentes y por orden, Felipe González: “El paso de una dictadura a una democracia pluralista, tantas veces frustrada en nuestro país se debe a su tarea”, Aznar: “La corona marcó el rumbo a la democracia y el halló el camino” y por útimo Zapatero: “La Transición fue un gran ejemplo colectivo, un gran ejemplo para el mundo, y esa hazaña solo se entiende a partir de la actitud de Adolfo Suárez, de su afán de concordia y de su determinación”.

Zapatero y Aznar en el funeral de Suárez

Zapatero y Aznar en el funeral de Suárez

“Los Estados modernos tienen en sus manos una gran fuerza creadora: la Prensa. Su papel es el de expresar las reivindicaciones que se dicen necesarias, indispensables; hacer conocer las quejas de los pueblos; crear el descontento y darle una voz con que expresarlo. En la Prensa está encarnada la libertad de palabra. Pero los Estados no han sabido utilizar esta fuerza que ha caído ya en nuestras manos. Por la Prensa hemos conquistado toda la influencia, quedando nosotros ocultos en la sombra, y gracias a ella hemos podido amasar el oro con nuestras manos como precio de los torrentes de lágrimas y de sangre, en medio de los cuales hemos podido arrebatarlo… Pero nos hemos rescatado a nosotros mismos mediante el sacrificio de muchísimos de los nuestros.” Extracto del protocolo II del libro: “Los protocolos de los sabios de Sión”. Leer libro.

1Conclusión

Suárez, después de fallecido, parece ser que es bueno para todos, hoy se le recuerda como un héroe, todo son premios y buenas palabras, sin embargo en 1981 todo el mundo le dió la espalda, sus propios Ministros, los padres de Gallardón, Aznar y Rato con Fraga como cabeza visibleen Alianza Popular, el PSOE refundado por la CIA con Isidoro al mando, los banqueros bilderberianos como Botín o Fayné…, en fin, todo el mundo en su contra. Le abandonó hasta su amigo, aquel que le metió de Presidente para después abandonarlo y que ahora le pone collares una vez muerto en su féretro. Parece que hoy el aparato publicitario manipulador de masas, está creando el mito Suárez, por su gran labor en la Transición española, sin embargo la realidad es bastante diferente.

fraga-con-landelino-lavilla-santiago-carrillo-adolfo-suarez-felipe-gonzalez-el-rey-juan-carlos-miguel-roca-y-xavier-arzallus

Fraga, Landelino Lavilla, Santiago Carrillo, Adolfo Suarez, Felipe González, el sucesor, Miquel Roca y Xavier Arzallus

Dimitió por muchas razones como hemos visto en el post, aparte de quedarse solo, pero la mayor fue evitar el Golpe de Estado como se puede deducir de su último discurso. Si Suárez fuese un héroe, al pronunciar esas palabras, hubiera explicado al pueblo el por que de su dimisión, quien estaba detrás del golpe, así como los objetivos reales que tenía. No dijo nada. Se limitó a tapar al Rey e irse con la cabeza cacha. Suárez con la Constitución, pese a que no participó en su redacción según algunas fuentes por que era un incapaz, hizo al Rey intocable como antes lo era Franco. No olvidemos su pertenencia al partido falangista FET y de las JONS desde 1958 hasta 1977, año en el que dicho partido que fue disuelto por el propio Gobierno de Suárez, repleto de oligarcas bajo las siglas de UCD. Un cambio de nombre con algunas caras nuevas y con ideas heredadas.

La oligarquía española unida en el funeral de Suárez

La oligarquía española unida en el funeral de Suárez

Barajando estos datos, es casi imposible no darse cuenta que la transición, es un pacto de la oligarquía dirigida entre bastidores por los poderes fácticos, en la que todos quieren un trozo del pastel, un régimen creado por el Imperio donde predominaron los pactos con las oligarquías sindicales y de partidos, un plan urdido por la CIA como demuestran los cables de Kissinger publicados por Wikileaks, por el SECED, por franquistas disfrazados, por oportunistas teledirigidos desde las élites, como Felipe González o Carrillo, esbirros con ansias de llenarse el bolsillo a costa de vender a su pueblo. Suárez fue la marioneta que forjó el gran pacto de la casta oligárquica a favor de la monarquía donde el franquismo se disfrazó de democracia. Una democracia anticomunista que fue un fiel reflejo de lo que imponían los EEUU. Ahora Suárez de repente, se ha convertido en un mito, alabado por toda esa casta de corruptos políticos, banqueros y medios de manipulación masiva, porque ellos formaron parte o son herederos de aquella farsa llamada transición, que les permite continuar en el poder, y de la que Suárez fue el actor principal.

Un abrazo y mucha fuerza.

Manu Escrig.

#Abrelosojos #Eshoradedespertar #ApagalaTV #Investiga #Difunde #Atacabos #Buscalaverdad #Siguelosnombres #Siguealdinero #RNWO #StopNWO #StopBilderberg #Miraloquecomes #StopMonsanto

Fuentes: Las citadas o enlazadas en este post.

Anuncios
comentarios
  1. Milcentdeu dice:

    Gracias a twitter he encontrado un blog con un enfoque distinto que voy a seguir por rss.
    🙂

  2. JOSE dice:

    DA MUCHO QUE PENSAR , PERO AL FINAL TE QUEDAS CON LA SENSACION DE QUE NOS TOMARON EL PELO , INCLUSO EN EL ENTIERRO ; PERO SE ME HA HECHO CORTO DE LEER MUY BUENO !!!

  3. benizuma dice:

    Excelente y recomendable artículo. Es preciso sacar la mierda debajo de la alfombra de la mal llamada “Transición” sobre todo para el conocimiento de las nuevas generaciones surgidas tras aquel periodo lleno de traiciones y engaños. Recomiendo el artículo de blog “El gran engaño de la “modélica Transición”
    http://beniezuma.blogspot.com.br/2014/10/el-gran-engano-de-lamodelica-transicion.html

  4. Manuel Ruiz dice:

    Disculpa, ¿en qué página aparece la cita del libro de Luis Herrero? Es que tengo el libro y no la encuentro. Varias personas han citado esa frase pero nadie la página. Gracias.

  5. 3d4a7z dice:

    en sus primeras palabras Su Santidad Juan Pablo II, pidió a todos los hombres que abrieran las puertas a Cristo, que se abrieran a su potestad salvadora los confines de los Estados, los sistemas economicos y políticos, los extensos campos de la cultura , de la civilización y del desarrollo.

  6. macondo dice:

    En general bien. El unico punto negativo que empaña tu razonamiento preñado de anecdotas es que acabes con una cita de “Los Protocolos de los Sabios de Sion”, panfleto que, como ya sabes (o deberias saberlo) fue una fabricacion/invencion de los servicios secretos del zar para justificar sus desmanes contra los judios. En otras palabras, tu “novela” se quedo un poco deslucida.

    • manuescrig dice:

      La verdadera procedencia de “los protocolos…” es un misterio. Como muy bien apuntas una de ellas fue un “panfleto fabricacion/invencion de los servicios secretos del zar para justificar sus desmanes contra los judios”, es la versión oficialista de wikipedia y la fechan en 1902, pero no es la única. Otra por ejemplo es la del autor frances Maurice Joly en 1864, aunque curiosamente en 1859 el judío Jacob Venedey, publicó una novela llamada “Diálogo entre Maquiavelo y Montesquieu”, la cual parece ser la predecesora de la obra de Joly. Otra atribución de autoría es la de Hermann Goedesche en 1868 en su novela “Biarritz”, incluso hay quien los ubica con el año de la fundación de los illuminati (1776), el mismo año que se aprobó la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. Aún más antigua es la atribuida a la familia Rothschild , ya que se dice que Mayer Amschel Rothschild en 1773, se reunió clandestinamente en la Judenstrasse, en Frankfurt, con doce socios capitalistas judíos (12+1), adinerados e influyentes (posiblemente, los Sabios de Sión) para estudiar un proyecto que controlaría toda la fortuna mundial. Aunque el primer y principal antecedente es el libro sagrado de los judíos, el Talmud, es ahí donde parece que se encuentra la raíz de la ideología de la supremacía y el pensamiento de dominio imperialista. Otro antecedente muy interesante lo encontramos en relación a un extracto del libro “La silva curiosa de Julián Medrano”, escrito en el año 1540, en el que se aprecia notablemente la similitud de este texto antiguo con el tono que encontramos en lo que con los años se desarrolló y convirtió en “los Protocolos…”
      Cabe recordar que en 1921, el periódico bilderberiano The Times de Londres publicó que “los Protocolos…” eran un fraude escrito por un plagiador de un libro publicado en Bruselas (siempre Bruselas) en 1865. Al fin y al cabo no merece la pena investigar demasiado sobre quien los escribió, ya que hay demasiada desinformación y nunca se podría llegar a atribuir y demostrar la verdadera autoría.
      Dejando a un lado su procedencia, lo que es cierto es que los protocolos están ahí, se vendieron muy bien en la revolución bolchevique, los hizo servir Hitler en la Segunda Guerra, los promocionaba Ford en sus concesionarios y durante muchos años han sido utilizados como propaganda antisemita. Para mí, lo más inquietante y curioso del documento, es que su texto describe escalofriantemente y al detalle la situación que atravesamos en la actualidad.
      Gracias por tu comentario. Un abrazo y mucha fuerza.

  7. colillano dice:

    Confirmado, vía Google Earth, Street View.
    La oficina del Santander es perfectamente reconocible, y aún la puerta de la misma conserva la reja, del mismo modelo que la que tenían todas las ventanas cuando se tomó la foto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s